Ranking en Blogalaxia

BloGalaxia

Ranking en PeruBlogs

Peru Blogs

Ranking en BlogAdvance

BlogAdvance Top Blogs

jueves, marzo 15, 2007

"La Razón" vs T-Chito.



No soy de comprar el diario "La Razón", pero por una clase en la universidad tengo que hacerlo. Y justo en el primer número que compro sale este informe exclusivo que se titula: "¡Bruce puso a amigo íntimo en 4 directorios!".

Al principio me alarmé, ya que vino a mi mente las imágenes de la corrupción, los vladivideos, Agustín Mantilla ... pero luego vi el nombre de dicho diario y pensé: "Meh..."

El mismo titular ya sacaba a la luz las verdaderas intenciones de este diario fujimorista: "Sacando del closet a Carlos Bruce". Como hablan de su relación con José Antonio Maestre, quieren dar a entender que le da la oportunidad de trabajar sólamente porque despierta en T-Chito deseos sexuales.

¡Uri! ¡Pensé que serían más inteligente! Siempre es mejor presentar argumentos que facilismos como aquel.

En la primera parte del informe presentan datos y papelería, como estos:
No se trata de rasgarse las vestiduras ante las opciones personales. La relación en pareja de Bruce y Maestre en realidad no es un secreto para nadie en los corrillos políticos limeños, pero Lima no es el Perú. Y aquí el tema de fondo es que el país tiene derecho a saber que un ex ministro usó su poder para favorecer a una persona íntimamente ligada a él, colocándolo en puestos pagados con los impuestos de todos los peruanos, pese a que no reunía los requisitos necesarios para el ejercicio de esas delicadas funciones.

Los puntos en el que le pusieron énfasis fue a los viajes que supuestamente realizaron juntos el día 27 de Marzo del 2005, tildándolos - de nuevo - como homosexuales.

Y aghora, leyendo el Útero, me entero de esto:

1. Es verdad que casi todos los periodistas hemos tenido entre manos esta recontra conocida historia. Y también es verdad que a todos, o al menos a mí, me frenó el hecho de no contar con todos los elementos necesarios para justificar la publicación de un reportaje que rompiera con la regla de “no vida privada”.
2. En ese sentido, es notable la abundancia de información y la detallada documentación que ofrece “Oscar Wildes” -quien por supuesto no existe-, en su reportaje de La Razón, un diario sin unidad de investigación.
3. ¿Es mentira lo que cuenta La Razón? No. ¿Está bien, entonces, que se haya publicado? No así. La inmoral ausencia de firma sólo confirma lo que destila por todos lados la redacción de este informe: se trata de un ajuste de cuentas. ¿De dónde salió toda esta información? ¿Por qué se publica ahora? ¿De quién es La Razón?

Y, tratando de responder, Uri Ben Schmuel es uno de los periodistas que ha estado desde el año 2000 al servicio de los fujimoristas. Debemos recordar su paso por la revista Oiga del año 2000 y su línea editorial recontra succionadora de ... medias con el régimen montesinista. Pero, hasta ahí, nada nuevo. Y también recordemos a quién apoyaba Uri en las últimas elecciones...

Toda esa información debe haber salido de los archivos de inteligencia que manejan los fujimoristas y montesinistas que aún siguen enquistados en el Estado. Nadie es bueno de gratis, por lo que es de pensar que ÁLGUIEN ha mandado a hacer este informe. Y ¡qué coincidencia que sea contra T-Chito, quien últimamente ha criticado a Hernán "P.H" Garrido Lecca!

Entonces, como Oscar Wildes no existe, también debería yo pensar que Ivo Castellares, el autor del informe de hoy, también debe ser otro reportero fantasma. Seguro que Juan Pérez - el de Lima, no el de Maine - escribirá la tercera parte de este informe - si habrá, también -.

Este tipo de ataques me hacen recordar a los ataques de los Búfalos Mojados: son sistemáticos. Y además, hace recordar a los operativos de difamación del régimen fujimorista.

¿Será que estamos regresando a esa época funesta?

Perublogs Tags:

2 comentarios:

Tibor dijo...

Pero ¿cuál difamación?

¿No dicen que todo es verdad?

A ver, ¿qué cosa es falsa en el reportaje de LA RAZON?

Ya está bueno de hipocresías.

Roberto dijo...

el mariconeo y el SIN

esto recién comienza