Ranking en Blogalaxia

BloGalaxia

Ranking en PeruBlogs

Peru Blogs

Ranking en BlogAdvance

BlogAdvance Top Blogs

lunes, marzo 19, 2007

La epopeya de "Epopeya"



Mucho se viene hablando actualmente sobre el documental chileno que habla sobre la Guerra del Pacífico. Es más, antes ya he escrito sobre el tema.

Mi punto sigue siendo el mismo: debemos dejar de actuar como cangrejos y mirar hacia delante.

Lamentablemente, el “pozo séptico” de La Razón (Aldo Mariátegui dixit) se ha empeñado en lanzar una campaña alarmista – bien al estilo de R.W Hertz – en la que dice que Chile está intentando “colonizar” al Perú por la “vía legal”, según el informe especial firmado por Ricardo Botto Recavarren.

Aunque, en su página 2, inician con las declaraciones de Alejandro Foxley, en el que declara que no se excluirá ningún tema en el diálogo entre ambas naciones, incluyendo los temas limítrofes, con este “informe” intentan desprestigiarlo y se basan en el prejuicio del “chileno mentiroso”.

¿Y cómo se come eso? Yo creo que, al fiel estilo de las abuelas arequipeñas, calladito y sin chistar. Claro, eso sería si es que en verdad todos los peruanos fuéramos unos niños a los que no se les deja opinar – cosa que intentan ya sabes quién con el regreso de la TV Basura -. Pero existen otro tipo de personas que no nos chupamos el dedo.

Antes que saliera el documental en TV Nacional de Chile, ya el embajador peruano José García Belaúnde ya había puesto el grito en el cielo, pidiendo que se postergara la emisión, para no dañar las relaciones diplomáticas entre Perú y Chile. El canciller chileno Alejandro Foxley asintió y consiguió – no sabemos como – que las peticiones peruanas sean escuchadas.

¿Dijeron algo los bolivianos? Ni pío. Y si lo hicieron, los medios peruanos no lo informan. Me puse a buscar en Internet y no encontré nada.

Mientras tanto, en Santiago, el productor del documental, Patricio Polanco lanza un sustentado reclamo: “Es insólito lo que se hizo, porque ese embajador peruano nunca ha visto el programa. Todos los días las relaciones entre nuestros países se ven afectadas por temas del pasado, por lo que en este caso se hace un flaco favor con tratar de impedir una emisión de un reportaje que los chilenos conozcan lo que piensan los peruanos y bolivianos.”

Mas claro, agua. Y si en verdad estuviese mintiendo, no hubiera mantenido la coherencia en sus declaraciones, como lo ha hecho hasta ahora.

Si la memoria no me falla, la Guerra del Pacífico terminó siendo entre Perú, Bolivia, Chile, con las apariciones especiales de Argentina y Brasil.

Repasemos un poco la historia, según Jorge Basadre. Lo siguiente lo aprendí en la clase del maestro José Agustín de la Puente Candamo, pero es de mi cosecha.

Se suponía entre argentinos y peruanos había una buena relación diplomática y que veían en Chile un enemigo en común, ya que los argentinos tenían reclamos territoriales sobre la Patagonia. El Perú acepta su oferta de alianza militar, pero tenía que consultarlo previamente con Bolivia, ya que así lo decretaba el Tratado Secreto – a voces, claro – firmado con ellos, en el que decía que cualquier nación que quisiera unirse a la alianza peruano-boliviana tenía que ser aceptada por ambos países.

Bolivia, siempre mirándose el ombligo, rechazó la propuesta peruana, ya que demandaba que Argentina le cediera una porción de su territorio, que ellos reclamaban según el principio de uti possidetis, para que pudiera pensarlo. Obviamente la cancillería argentina se zurró en la propuesta.

Mientras todo esto pasaba, Chile y Brasil habían estrechado sus lazos mediante la firma de un tratado en el cual ponían al Perú en el brasero, ya que si Perú atacaba Chile, Brasil no se responsabilizaba de ello y podría atacar por la selva.

Nuestros diplomáticos estaban muy preocupados, como era de esperar. Perú estaba en una posición difícil: romper el pacto con Bolivia y aliarse con Argentina, que estaba muchísimo mejor preparada, o quedarse con ellos y a ver qué pasa. De irse por la primera opción, hubiera sido echar a Bolivia a los brazos de Chile, ya que se especulaba que existía un previo acuerdo que garantizaba que si Chile se unía con ellos, Bolivia tendría derecho a reclamar Puno, Arica y Tacna, que pasaron a depender directamente de La Paz en los años de la Confederación.

Lo lógico hubiese sido correr ese riesgo, ya que toda la armada chilena se encontraba hacia el norte, cerca de Antofagasta y la armada argentina podía frenar el avance brasileño por la costa atlántica, donde estaba concentrado su ejército, y la infantería rioplatense, ubicada estratégicamente en Tucumán, podría avanzar a territorio chileno y atacar por debajo.

PD: No, Mirko. No estoy jugando a la guerrita. Simplemente uso los datos.

Pero en ese momento salió a relucir el mayor defecto que tienen los políticos peruanos: cuando las papas queman, meten la pata. Decidimos quedarnos con Bolivia, causando que Chile firmara un tratado con Argentina, en el que le cedían la Patagonia a cambio de su neutralidad y Brasil se quedó recibiendo inmigrantes italianos para poblar la selva… just in case.

Y el resto es la historia que está en los libros.

En fin. Bueno hubiese sido que esto nos lo enseñaran en los colegios, cosa que así no tendríamos por qué llenarnos de hígado leyendo lo que escribe “La Razón” o las sandeces anti-chileno-criollas de Antauro y Ollanta Humala.

¿Qué nos enseñan en el colegio? Todo lo que perdimos, salpicado por las acciones heroicas de Miguel Grau, Francisco Bolognesi, Leoncio Prado, Andrés Avelino Cáceres, entre otros. Pero no nos enseñan que la Guerra del Pacífico fue a causa de una pavada hecha por la cancillería peruana, que nos alió con un país que en ese tiempo estaba quebrado. ¡Sólo tenían 20 mil pesos de plata al inicio de la guerra! ¡Y todavía en cuentas por cobrar!

Bueh. A lo pasado, pisado.

Pero ahora, que se lanza este documental, salen los “peruanísimos”. Aquellos que matan por su “nación” y su “territorio”.

Primero miren lo que enseñan, pues. En el colegio me enseñaron que el límite marítimo entre Perú y Chile era el PARALELO a la perpendicular que cruza el Punto de la Concordia, según el Tratado de 1954. El anterior era el paralelo a la Concordia con respecto a la línea ferroviaria que llega al mar, que fue firmado en el 52.

Si firmaste el del 54, rectificando el de 52, perdiste pues. Es la ineptitud de nuestros diplomáticos.

Como peruano – y si nos ponemos exquisitos con esto del territorio, arequipeño y español – me jode. Pero si ya lo firmaste y eso es lo que enseñas en los colegios de tu propio país hasta hace poco… ¡perdiste!

Tengamos en cuenta que nunca nos hemos cohesionado como país. Seamos sinceros con nosotros mismos. Primero tenemos que definir nuestro ombligo antes que comenzar a pelearnos con el ombligo del otro.

“Epopeya” es un documental producido por cineastas chilenos que – según dicen – toca el tema sobre cómo ven los peruanos, bolivianos y chilenos el tema de la Guerra del Pacífico.

A mi parecer, más unificador no puede ser, caray. ¿Cómo se construye la historia? Por la suma de fuentes. Cierto que el ganador de la guerra es el que escribe la mayor parte, pero también hay cosas que omiten ellos que los perdedores recogen.

Tengo amigos chilenos que admiran al Almirante Grau y lo ponen en el mismo pedestal que Prat. También aquellos que reconocen la valentía de Leoncio Prado y Francisco Bolognesi. He leído textos de historia chilenos que hablan del momento en el que un soldado se apresta a fusilar a otro al inicio del desembarque en Lima, en el que viene otro y le grita: “¡No lo mates! El es el Ministro de Guerra del Perú”.

¿Aquí veríamos a Alan Wagner empuñando el fusil? ¡No! Y si lo hace, pago por ver.

El problema es que acá, el peruano siempre ha visto al chileno como “el cuco”. Y esto se agravo más con el gobierno de Velazco Alvarado, que quería invadir Chile para recuperar Arica y Tarapacá. Mi pregunta en clase siempre fue. ¿Para qué? Si es que después de la Primera Guerra Mundial el salitre ya no valía nada, porque Alemania creó la forma de hacer salitre químico. Ahora esas regiones son un desierto árido pobre. ¿De qué nos sirven ahora?

No pues. Somos picones. Y siempre lo seremos. En algunas cosas, como ahora en la Sub-17, está bien. Pero tenemos que voltear la hoja pues… y también dejarle de hacer caso a las sandeces que habla el diario “La Razón” y “Antauro”. Hace fuerza común cumpliendo lo acordado… no destruirnos mutuamente.

Lo que si recomiendo leer en la edición de hoy es la columna de Manuel Jesús Orbegoso, que propone una agenda en la que chilenos y peruanos deben cumplir lo incumplido.

Perublogs Tags:

8 comentarios:

Nayus dijo...

El apuro de hacerse tardiamente con el control de un recurso natural que tenian semiabandonado fue la mayor torpeza de la clase dirigente peruana

Dr. Dementum dijo...

Yo soy de la opinión de que ante el casi insuperable poder bélico chileno y su porfiada actitud beligerante hacia nuestros intereses, el Perú no tiene otra opción sino iniciar cuanto antes la construcción de tres bombas nucleares. Las ciudades de Santiago y Valparaíso en Chile y el puerto de Guayaquil en el Ecuador serían los objetivos militares de nuestro esfuerzo atómico.
Todo esto puede sonar descabellado o ser juzgado como mera chacota; pero no, no estoy bromeando.
No nos hagamos ilusiones: NO HAY FORMA CONVENCIONAL DE SUPERAR LA CAPACIDAD MILITAR DE CHILE (y de su aliado Ecuador).
Tarde o temprano Chile defenderá con las armas (como lo hizo en el siglo XIX) las ingentes inversiones financieras realizadas en nuestro país, inversiones que suman más de 4,800 millones de dólares; tarde o temprano intentará destruir nuestro puerto del Callao, al cual considera el principal obstáculo que se le interpone en su ambición de convertirse en la única potencia exportadora del pacífico sur.
No seamos ingenuos, por Dios.
En vez de gastar capitales en armamento convencional, construyamos mas bien tres bombas nucleares.

Danza Invisible dijo...

Hertz?

No era W.R. HEARST? El cultísimo magnate del sensacionalismo William Randolph Hearst?

Si quieres ser periodista, acá lo tienes: http://en.wikipedia.org/wiki/William_Randolph_Hearst

Pariona dijo...

Es interesante la disertación sobre la metida de pata de nuestros embajadores en la época de la guerra del Pacífico, pero como siempre nuestros paisanos criollos obvian lo principal. No se le puede echar la culpa a esos pobres embajadores de lo sucedido en ese periodo, es como si la responsabilidad de la actual guerra de Irak solo fuera producto del cerebro del señor Bush. Nuestro problema, creo que hasta el día de hoy, es la falta de una clase dirigente con visión de país, que vea al Perú desde dentro e integrándose a su entorno. Desde el tiempo de la colonia desarrollamos una sociedad jerarquizada, parásita, mirando a la metrópoli como nuestra meta, por eso San Martín nos quería imponer un Rey, ya que en Lima la mayoría de las personas eran realistas, en otras palabras nos vinieron A “independizar” a la fuerza, este grupo nunca penso en un desarrollo integral, por eso tambien fracaso de la confederación peruano-boliviana ¿se imaginan el tamaño de país que hubiesemos sido?. Tan debil era la noción de patria en la guerra con Chile que los chinos y morenos de las haciendas de la costa se pasaban a las tropas invasoras, ni hablar de actitud de la mayoría de los criollos de las ciudades, en especial los de Lima, solo Abelino Cáseres resitió como “Leon” en los Andes, nunca los chilenos pudieron tomar la sierra con seguridad. Que pasa, ¿porque sucede eso?, facil porque no pensamos como lo que somos, un país transversal, no uno costeño, blanquito, criollo, nuestro centro esta en la sierra no en la costa, nuestros aliados son Brasil y Bolivia por geopolítica y cultura, nuestra patria debe ser la gran nación sudamerica que soño bolivar ¿se imagian al gigante de Brasil saliendo al Pacifico?. Pero mucha gente en nuestra clase dirigente tiembla en especial los “medios de desimformación” tienen miedo a esa alternativa ¡como esos indios se va a igualar con nosotros!, dicen, ¡harán peligrar nuestra cultura occidental y católica!, claman....pero esas gentes ya estan en Lima, en sus cerros, tambien pueblan la selva alta sembrando su coca. Es cuestión de tiempo para que hagan sentir su presencia en el rumbo estratégico del Perú. En este mundo globalizado solo quedará espacio para los grandes países y los pequeños seran solo un recuerdo historico ¿bonito futuro verdad?

Christian Manrique dijo...

Tienes razón, Danza. Me equivoqué en el nombre de W.R Hearst. Siempre me confundo con el de los microciclos.

Gracias por la aclaración por el nombre. Y, si, sé perfectamente quién es.

Aunque, como tienes razón, fue culto, no estoy de acuerdo con su posición: "Dame las fotos, que yo creo la guerra". Para muestra, un botón: la creación de "heroínas" en la guerra de Estados Unidos contra España.

La manipulación de la opinión pública para beneficiar las acciones del gobierno, tal como está pasando ahora y siempre ha pasado, la encuentro deplorable. El caso más resaltante, para mi, es lo que hizo CNN en la Guerra del Golfo del 91.

En eso sí concuerdo con el SIP, que en su última reunión pidió que el periodismo vuelva a sus orígenes.

enrique bernales dijo...

Dos cosas. Chile inicio la guerra para aliarse a los intereses que los britanicos tenian por el salitre boliviano y peruano, estamos hablando de la revolucion industrial y la necesidad ingente por parte de la gran bretanha de este salitre pocos anos despues alemania, cuando no, inventaria el salitre artificial, y el salitre chileno conseguido a sangre y fuego ya no servia para nada, posteriormente en tierra bolivianas chile encontraria su oro, cobre en manos llenas, pero eso es otra historia, pobres bolivianos. El presidente chileno Balmaceda que logro que argentina no interviniera en la guerra luego se suicidaria en una guerra civil donde el huascar, nuestro huascar si jugo un papel importante. Particularmente creo que el huascar no debe pasar a manos peruanas sino ser administrado por ambos paises como un legado a la buena voluntad peruana chilena, porque muchos peruanos no lo saben pero el Huascar, el de Grau, si, tiene una historia rica en manos surenhas, en su guerra civil y en el bloqueo al puerto del callao. Creo que la mejor forma de enfrentarnos a Chile es en materia economica, no a la manera estupida de alan garcia que sigue siendo el mismo demagogo, ya sabemos lo de la bandera de san martin, y edespues su deportivo lo siento amiga bachelet pero te vamos a ganar jojolete, el Peru tiene que invertir ingentes cantidades de dinero en Chile no en armas, debemos unirnos economicamente de tal forma que una invasion chilena sea un fracaso economico para ellos, el bolsillo es lo que duele ahora, ya no se trata de hacerse los gallitos. Por gallitos y con los pantalones abajo perdimos la Primera Guerra del Pacifico, digo la primera porque la segunda ya la estamos librando en materia economica y tenemos que ser muy astutos para ganarla o equilibrarla al menos.

Por otro lado, la clase rica peruana, la clase dirigente fue la que perdio la guerra por aislar a los indios peruanos que eran tratados como bestias y que no se reconocian como parte de una nacion, prefirieron la invasion chilena a darle ciertos derechos elementales a los indios, primero los chilenos que humala, aunque esto es un extremo sin lugar a dudas, la ignorancia de nuestars clases altas nos llevo al fracaso por ejemplo con echenique y el desfalco del guano, pocos peruanos se hicieron ricos con mierda de pajaro y al final ya saben como terminamos, por ultimo cuando Chile inicio su guerra contra el Peru estaba bien preparado mental, militar y economicamente, Peru nunca ha estado acompanhado de este equilibrio en ningun momento de su historia, cuando lo consigamos otro sera el cantar y para llevar todo este comentario a un nievl mas banal recordemos la famosa batalla de santiago, el partido que nos debia clasificar a FRancia 98, que decia oblitas y los jugadores, somos los machos, somos lo maximo, vamos a acabar con los rotos, y que paso somos puro bla bla bla, 5 a 1, si no estamos bien preparados en esos tres aspectos antes mencionados jamas Peru podra llegar a ser gran cosa, no podemos crecer economicamente hacia afuera sin cubrirnos las espaldas adentro,vivimos nuevamente el boom de las exportaciones, pero cuando nos dejen de comprar y porque no hemos expandido nuestro mercado interno nos vamos pal hoyo, cuando seamos un pais mas homogeneo con diversos polos de desarrollo descentralizados habremos dado un gran paso, por ahora las cifras economicas nos mienten, ese es un pais virtual no el real andate a la selva o la sierra o huaycan sin ir mas lejos y mira tu pais real

ELO dijo...

Hace buen tiempo por el siglo V a.C. un sabio chinito, creo que se llamaba Sun Tzu dijo en su celebre ensayo El arte de la guerra: Conoce a tu enemigo y conócete a ti mismo creo que esto podría reflejar mi posición sobre la conveniencia o no de la difusión de esta versión oficial del estado roto-pues fue financiado por el propio estado- que piensan transmitir; pues ¡que lo transmitan en su integridad!
Será muy interesante ver como tiñen de gloria un acto de agresión y codicia cuyo único afán era el salitre- por algo los británicos le llaman “la guerra del salitre”, por cierto, sobre esta guerra, ¿quienes fueron los que la promovieron, financiaron y finalmente se beneficiaron de estos recursos? Contra quienes realmente se enfrento el Perú?- me pregunto como harán para explicarle a sus televidentes que no forman parte de un estado rapaz?
Pondrán a los violadores en pleno acto “viril”?,quizás a los ladrones que saquearon la biblioteca de lima? o al menos a la “gloriosa” soldadesca destruyendo chorrillos? o de repente repasando a los soldados peruanos heridos?, mientras mas al sur el Caballero de los mares no se cansaba de recoger la basura de su mar, pues estos no tenían la culpa de ser chilenos –dicho sea de paso sospecho que mantienen en su poder el Huascar por el simple hecho que hasta ahora no comprenden a Grau, algún día lo harán? Lo dudo-
Lo que no es secreto es que entre el Perú y la capitanía del sur existen cuestiones pendientes y no me refiero al tema marítimo esa es solo la punta del iceberg, me refiero a la recuperación del territorio cautivo de Arica
Cuestión que debió haberse hecho efectivo en el 79 sino fuera por el inefable Morales Bermúdez –personaje sacado del olvido- que cobardemente conspiro contra Velasco Alvarado y luego de traicionarlo se atrevió a llevar los tanques de sur a norte, echando por tierra años de preparación y planificación en pro de la liberación de los territorios usurpados; porque eso es Arica, un territorio usurpado por tanto será algún día liberado, solo es cuestión de tiempo, no tengo la menor duda de ello
Lamentablemente en su glorioso documental no podrán ocultar que Chile, el de Antes, Ahora y siempre es y será un Estado ladrón

MARCO A. dijo...

"UN PAIS QUE OLVIDA SU HISTORIA ESTA CONDENADO A REPETIRLO"

Traté de entenderte Christian , pero mientras que los chilenos nos tienen odio (demostrado en los programas de televisión de ese país) quieres que nos crucemos de mano y que nosotros seamos buenos con ellos, no amigo Chile siempre a demostrado ser traisionero, belicoso y no estoy para pensar en ellos como amigos.

Se que estan en nuestro pais haciendo empresas, han mejorado su economía pero deberemos tener cuidado pues un amigo nunca esta pensando en quitar territorio.

Debemos tener cuidado de tener un vecino belicoso, acostumbrado a usurpar recursos naturales.

Que me diras del lema "por la razón o la fuerza" que nos hace saber de sus intenciones sin importar los medios.

Comparto la idea como otros que el "patriotismo" (que mucha falta hace en el Perú) es la mejor solución para fortalecer nuestro pais ante cualquier vecino que quiera quitarnos territorio.

Haré lo posible para que mi hijo recuerde lo que paso con Chile, porque un pais que olvida su historia esta condenado a repetirlo; ademas de fortalecer en el el amor por su país y sus compatriotas.

Saludos desde aquí a los Humala que quisieron crear ese patriotimos del que hablo, pero que por intereses y estrategia chilena no se pudo hacer nada.