Ranking en Blogalaxia

BloGalaxia

Ranking en PeruBlogs

Peru Blogs

Ranking en BlogAdvance

BlogAdvance Top Blogs

martes, setiembre 19, 2006

Indecisiones emblemáticas... ja, ja.

Si hay algo que no puedo soportar más que el reggaetón y sus aficionados, es la gente que no se supera a si misma cada día. Es decir, como todos los días tenemos que tomar decisiones que afectarán nuestras vidas por un buen tiempo, son pocas las personas que tienen los huevos o las tetas bien puestas para decir: "Me voy a quedar con mi decisión, aunque me duela".

Este es justo el caso de una amiga, autora de un blog. Quizá ella se pregunte por qué me animo ahora a escribir sobre ella. Yo le respondo: "Porque tu caso es... emblemático."

El emblema de esta historia es la inestabilidad. Aunque de por si, por biología pura, las mujeres tienen un dispositivo hormonal que cambia periódica y constantemente cada mes, los hombres no lo tenemos. Los hombres que son inestables son porque han adquirido esa conducta por imitación o porque simplmemente son unas nenas con algo que le cuelga entre las piernas.

Ojo al piojo: no es que yo sea machista ni nada por el estilo. Para nada. Yo soy bien pro-mujeres. Cada vez que puedo le aconsejo a una amiga, a pedido obviamente, que los hombres no siempre somos príncipes azules que buscan llenar el vacío social y afectivo que ellas mismas se provocan y que intentan rellenarlo con un vibrador o con un homínido del sexo masculino.

Yo sólo les hago una pregunta a todas, sin ánimos de ofender:

¿Por qué hay algunas de ustedes que no mantienen sus decisiones?

¿Por qué hay chicas que simplemente sucumben ante el temor de "quedarse solteras", cuando tienen toda una vida por delante?

Según Emilce Dio Bleichmar, esto se llama "temor a la soledad" y "anulación del deseo sexual". Recomiendo altametne su lectura.

No quiero explayarme mucho, pero sólo les digo esto: No todo lo que decimos es verdad. El hombre, de por si es un animal que busca el camino más fácil de recorrer para obtener lo que queremos. Si sabemos apretar los botones para que las chicas - hablando crudamente - abran las piernas ... ¡lo haremos!

Por eso. Tu. La que me lees y estás ahora indignada. No te diré nada. Pero eso es NO SABERSE RESPETAR. Y como dije en el primer párrafo ... para mi esas personas no son seres humanos: son un poco peor que un escarabajo del estiércol.

Si no te respetas, nadie ... NADIE ... te respetará.

1 comentario:

carmendelly dijo...

quien eres tu? para juzgar a una persona y yo si me respeto.. solo q hago las cosas q me dan la gana d hacer y eso me hace mas libre q nadie..